Galicia

Contactos entre gallegos infieles

Registro rápido Entrar

Joven infiel en La Coruña

Mi nombre es Andrea Gutiérrez y soy de La Coruña. Tengo 23 años y mi infidelidad causó que mi prometido con el cual llevaba 10 años de novio y con el que era novio desde que yo tenía 13 años me dejara.

Mi novio siempre estuvo enamorado de mi desde que éramos unos chavales adolescentes siempre me lo demostró y por eso desde los 13 años nos hicimos novios. Convivíamos todos los días ya que nuestras casas quedaban muy cerca una de la otra, después de 10 años de novios fue totalmente normal que nos comprometiéramos a casarnos prácticamente solo estábamos esperando tener un poco más de estabilidad económica para ser totalmente independientes.

Yo empecé a trabajar en un diario ya que me gradué de periodista y ahí conocí a mi amiga Verónica con quien me lo pasaba muy bien. Ella era soltera, una vez salimos del trabajo a un bar las dos juntas y mi prometido llego al lugar a disfrutar con nosotras, todo fue muy normal y cordial no noté para nada que mi amiga se sintió atraída por mi novio.

Días después mi amiga empezó meterme ideas a la cabeza sobre salir con otros chicos, por supuesto yo me negué primeramente porque nunca había sido infiel a mi novio y nunca había estado con otro hombre que no fuera él.

Mi amiga siguió insistiendo cada vez más y yo acepté solo para que ella dejara de fastidiarme. Pensé que solo sería una cita y ya luego le diera que el chico que ella me llevó no me gusto eso era lo que yo había planeado, pero no salió así.

Llegó el día y mi amiga me dijo, mira mi amigo Isaac te viene a buscar después del trabajo en su coche te va a llevar al cine. Yo accedí y cuando el llegó a recogerme me puse muy nerviosa de solo tener una cita con un hombre distinto que no fuera mi novia de toda la vida.

Cuando ya teníamos como dos meses saliendo nuestra relación ya se volvió física y siempre teníamos relaciones cada martes y jueves en un motel cada vez que salía yo del trabajo. Era así para tener un perfil bajo y mi novio no sospechara.

Las cosas siguieron así hasta que mi novio se enteró, resulta que mi amiga Verónica nos había tomado fotos a mí y a Isaac cuando él me buscaba. Tomó fotos mientras yo lo besaba en su coche, ella le envió esas fotos a mi novio y él me dejo al instante no perdonó mi engaño.

Resulta que después que mi novio terminara conmigo al cabo de solo unos meses ya era pareja de mi amiga Verónica quien se le metió por los ojos porque le gustaba, y en cuanto a mi Isaac y yo no pudimos tener una relación ya que el decidió emigrar a Alemania. Es increíble a veces como pasan las cosas hay que escoger bien a tus amistades y en lo posible sean lo más fiel que se pueda.