Catalunya

Contactos entre catalanes infieles

Registro rápido Entrar

Casado de Barcelona infiel

Mi historia es la siguiente... 26 años de matrimonio que se acabaron después de una fugaz aventura colegial. Mi nombre es Juan Páez y soy de Barcelona. Tengo 55 años y hasta hace poco más de un mes estaba casado.

Aquí os contaré esta increíble historia;

Me casé a los 29 años con mi esposa, una educadora con la cual formé una maravillosa familia de tres hijos, la verdad es que nuestro hogar siempre iba todo bien no nos faltaba alegría.

Yo trabajo como abogado en libre ejercicio y desde el pasado mes de julio recibí una propuesta por parte de una universidad para trabajar como profesor en la facultad de derecho y acepté de inmediato porque me ofrecieron un buen sueldo.

Empezó con mis clases, todo bien me apasioné al instante, preparaba las lecciones muy bien y veía como mis estudiantes avanzaban y entendían de maravilla; pero no todos, algunas chicas estaban siempre más pendiente de andar en su móvil y algunas veces ni a clase entraban, como era de esperarse por la poca atención que tenían en clase terminaron mi materia con muy baja nota.

Cuando solo faltaba una semana para terminar el semestre una chica me contactó para saber si había una posibilidad de que recuperara la materia. Yo le dije que ya no hay posibilidad, solo queda una semana y ya usted no aprobó los exámenes. Ella me dijo que de verdad quería pasar y que quería un examen especial, me pidió mi número y me dijo que me escribiría.

Inmediatamente al día siguiente la chica me escribió que la hiciera suya y me envió varias fotografías desnudas completamente al instante. Me sorprendí no sé por qué no había pensado en esa opción, la verdad es que fue ella la que me lo propuso; finalizó su mensaje proponiendo el encuentro en el estacionamiento cerrado de la universidad, me escribió ahí te espero.

No lo pensé mucho mas bien estaba emocionado por la oportunidad de follarme a una chica tan joven de apenas 21 años que tenía un tremendo cuerpazo y era sumamente hermosa; llegué a nuestro encuentro y ella se montó rápidamente, nadie lo notó, luego me la llevé a un motel donde estuvimos tres horas disfrutando intensamente. Me impresioné como esa chica tan joven y con una cara tan angelical fuera tan ardiente en el sexo. Pensé que esta chica de verdad se movía en la cama como una fiera.

Previo al encuentro yo le pregunté que si ella se estaba cuidando y me dijo que sí, yo no sé si me mintió o será que sus pastillas no fueron efectivas pero al cabo de unos tres meses, ella me pidió una reunión para comunicarme que estaba embarazada.

Le confesé a mi esposa todo lo que me había sucedido y que por supuesto me iba a hacer cargo del hijo que venía en camino, ella no aceptó mis ruegos y decidió divorciarse de mi por infiel.