I. Baleares

Contactos entre balearicos infieles

Registro rápido Entrar

Una infidelidad en Mallorca

Mi nombre es William y soy de Mallorca. Tengo 34 años y por poco mi mujer me descubre siendo infiel con su hermana.

Os contaré la historia de mi infidelidad:

Llevo casado con mi esposa 4 años en los que si hay algo en lo que he aprendido es que cuando uno se casa no solo acepta a la mujer con la que pretende pasar el resto de su vida, sino que también acepta a su familia con la que convivirás siempre en cuanta graduación, cumpleaños o evento haya.

Desde que empezamos de novios yo la visitaba en su casa y compartía con su familia en especial con su hermosa hermana menor que solo es dos años menor. Cuando la conocí dije, vaya esta chica es menor que mi novia, pero tiene un cuerpo más grande, confieso que empecé a fantasear con ella al instante y más si algún día me tocara estar con ella y mi novia dios hubiera sido la hostia pero resulta que mi novia se llevada terrible con su hermana.

Pero resulta que su relación cambió cuando nos casamos, será porque ya no convivían juntas por lo tanto ya no peleaban y discutían entre ellas ahora se extrañaban.

Su relación ya era tan cercana que mi esposa invitaba a dormir a mi cuñada a nuestra casa mientras yo enloquecía solo de ver que estaba a dos pasos en la habitación de al lado.

Una buena noche que se quedó a dormir a mi esposa se le presentó un inconveniente en su trabajo y tuvo que salir a atenderlo, nos dejó solos unas cuantas horas; desde que se fue no solo a mí se me prendieron las alarmas, sino que a ella también empezó a provocarme y a tirarme indirectas con su mirada. Yo me controlé, pero ella fue a su cuarto y regresó con un short súper corto, nunca había usado ese tipo de ropa delante de mí. Tenía unas piernas de lo más bellas, se sentó al lado mío mientras yo veía las noticias y ella tomo su móvil y empezó a tomarse fotografías, luego que terminó de hacer eso dijo que estaba cansada, había sido un día largo en el trabajo para ella y que iba a bañarse. Me susurró al oído, te espero en la ducha para que nos bañemos juntos; yo seguí controlándome estaba muy nervioso que en cualquier momento llegara mi mujer, pero ella entró al baño, abrió la ducha y empezó a gritar mi nombre yo tuve que ir y cuando abrí la puerta estaba ella empapada en agua desnuda de pie debajo de la ducha. Me tiró la mano y me dijo que su hermana no llegaría todavía y quería probarme. Tuvimos un acto sexual bastante excitante, solo de pensar que mi mujer podía llegar eso lo hizo muy emocionante; y yo al fin hice realidad las fantasías que tenía con mi cuñada.

Afortunadamente para nosotros mi mujer me escribió un mensaje que decía, “llego en 20 minutos” terminamos acabando y apurándonos a vestirnos para actuar como si nada hubiera pasado, mi mujer hasta hoy no se ha enterado de nada. ¡gracias a Dios!